Precuela de la historia del Fantasma de Korhal

Hola.
Anteriormente he compartido dos novelas escritas por mí:


Ahora les comparto una precuela que he terminado de escribir, y recordar que si la empresa (o alguien) quiere convertir estas novelas en cinemáticas 3D yo quedaría muy feliz.
Los sucesos que se narran a continuación, ocurren años antes del aterrizaje del Fantasma de Korhal en Azeroth.

Con mucho cariño para toda la comunidad de wow, espero que les guste y que disfruten de la lectura.

Título: Prisionera en Umoja.

Iracundo; Samir Duran, Director del Programa Fantasma, cambiaba canales en una pantalla de televisión mientras diversos noticieros mostraban en público a toda la ciudadanía de Tarsonis, Moria, Umoja y Korhal IV, imágenes de una sombra, veloz, lejana y opaca huyendo al mismo tiempo que, no tan lejos, el senador Angus Mengsk, su esposa y su hijo menor caían siendo víctimas de un “accidente”.

A medida que sintonizaba canales le iba reprochando su ineptitud al teniente Rumm, que era el responsable de la no existencia de fugas de seguridad en las operaciones de campo.

Director Samir Duran:
¡Oficialmente, el programa Fantasma no existe!, ¡son solo conspiraciones y delirios de nuestros opositores con el único objetivo de destruir a nuestro Gobierno Confederado!

Las mejillas, pómulos y párpados del Director, primero pasaban del color amarillo, luego al rojo y finalmente morado. Mientras su mano golpeaba el escritorio e incluso algunos objetos pequeños de la mesa caían al suelo.
En noticieros como UNN se hablaba de “conspiración”, “asesinatos y no accidente”, e incluso se decía de “corrupción en el gobierno confederado”.

Teniente Rumm:
La Agente #24601 aún no alcanza el estado xenomorfo, señor. Si bien, ha cumplido de forma satisfactoria sus primeras misiones de campo y ha demostrado una alta capacidad psiónica en nuestras instalaciones; aún estamos completando su formación, señor. Me encargaré personalmente de que no nos vuelva a poner al descubierto, Director Duran.

Aparentemente un poco más sereno, el Director Duran le dice a su subordinado, el teniente Rumm:

Director Samir Duran:
En última instancia, teniente Rumm, si los reporteros siguen molestando, se les dice que su gobierno está interesado en el bienestar de los niños y niñas aventajados con poderes psíquicos, que tenemos una escuela diseñada para ellos, donde ríen, juegan y se desarrollan de la mano de sus profesores y semejantes. Que reciben cartas de sus padres todos los días, que de vez en cuando disfrutan de golosinas y toda esa propaganda que ya conoce, Rumm.
Pero, que nuestra escuela en ningún caso guarda relación con esos programas de entrenamiento de Soldados Fantasmas, eso son solo rumores y falsedades de nuestros enemigos.
Se me ha informado que el Senado Confederado busca hacerse con el control de los medios de comunicación en una jugada audaz y veloz. Por eso, pronto ya no tendremos que preocuparnos de esos molestos reporteros.

Teniente Rumm:
Entiendo, señor. Le aseguro que el Programa Fantasma seguirá avanzando según lo previsto.

Director Samir Duran:
Ahora, regrese a sus labores, teniente Rumm, debo dar explicaciones a mis superiores en el Consejo Confederado por este incidente de la soldado #24601.

Teniente Rumm:
Como bien sabe, yo vivo únicamente para servir al Gobierno Confederado, Director.

Entonces la transmisión holográfica del Director Samir Duran se apagó y el teniente Rumm salió de aquella sala de comunicaciones en dirección al Laboratorio Fantasma 001, ubicado junto a las instalaciones militares del Programa Fantasma en la periferia de la capital, Ciudad Tarsonis.

El teniente Rumm sabía que las transmisiones en aquella sala estaban doblemente encriptadas; por tanto, nadie podía espiar, interceptar ni decodificar las comunicaciones.

Y su laboratorio, en realidad era una nave-laboratorio acoplado a los edificios del Programa Fantasma; así, en caso de emergencia, él podía despegar velozmente y re-ubicarse en un lugar seguro.

El Laboratorio Fantasma 001 estaba equipado con un hiper-propulsor warp de séptima generación, uno de los pocos en su clase que se habían fabricado, y una computadora central dotada de inteligencia artificial clase ATLAS v.2.0.5

El Laboratorio Fantasma 001 iba a la vanguardia entre los de su clase.
La serie 001 era porque esta nave-laboratorio era la primera fabricada de su tipo.

El casco color blanco de la nave-laboratorio se amalgamaba con el resto de las instalaciones; así, nadie podía sospechar que era capaz de despegar, creyendo que era uno más de los edificios del complejo militar.

Al entrar al Laboratorio Fantasma 001 por el costado de popa-babor, antes de llegar a las salas de máquinas y propulsión; el teniente Rumm pasó junto a una de las salas de desarrollo de armas, era el laboratorio N° 1, ahí vio rápidamente a uno de los científicos trabajando en el armado de un Mini Thor.

Este Mini Thor pronto sería especialista en la defensa anti-zerglings y anti-uetzis, utilizando su humo tóxico, campo de granadas, misiles, cohetes y otras armas especiales.

El científico, al ver al teniente Rumm, formó en escuadra y saludó a su superior. El teniente Rumm respondió al saludo y dijo: “continuar”.

Siguió caminando hacia estribor y al pasar junto al laboratorio N° 2 de desarrollo de armas vio a una de las Agentes Fantasmas practicando sus movimientos de sigilo y disparos al blanco sin disponer de visión. El marcador digital indicaba una efectividad del 100%.

El teniente Rumm conocía bien a aquella agente, era la Agente November Annabella Terra, o Agente X41822N de acuerdo a su código militar. Nova era la mejor en misiones de campo, jamás había fallado, jamás dejaba huellas ni pruebas de su existencia.

Y al llegar al laboratorio N° 3, ubicado en el costado de popa-estribor de la nave-laboratorio, el teniente Rumm entró en la habitación y vio a la Agente #24601 en estado semi-consciente debido al neuro-ajustador que se le había implantado.

La Adjutora 001 y otros científicos se encargaban de escanear e interpretar los neuro-datos de la Agente #24601. Entonces, la Adjutora 001 y el resto del personal al ver entrar al teniente Rumm, formaron en escuadra y saludaron a su superior. El teniente Rumm respondió al saludo y dijo “continuar”.

La Adjutora 001 se acercó al teniente Rumm y le dijo:

Adjutora 001:
La Agente #24601 ha respondido positivamente a las primera pruebas del Proyecto Vyctor 5, señor. A pesar de que nos haya fallado en la operación Mengsk al ser vista por las cámaras de seguridad en la residencia del senador, es la única Agente Fantasma que ha logrado un control psiónico sobre los especímenes zerg, teniente. Gracias a sus cualidades hemos logrado desarrollar un psi-emisor.

Teniente Rumm:
Bien hecho, Adjutora 001. Mis superiores me han pedido deshacernos de toda evidencia en las fallas de la operación Mengsk, pero yo he salvado a nuestra Agente #24601 con la única excusa de su progreso en el Proyecto Vyctor 5. Ya que ella es la única entre todos los demás Agentes Fantasmas que ha demostrado un avance en el control psiónico de los zerg.

El teniente Rumm ordenó a la Adjutora 001 y al resto de científicos que abandonaran la habitación.

Cuando todos hubieron salido, el teniente Rumm se acercó a la camilla médica donde estaba maniatada la Agente #24601 y le dijo:

Teniente Rumm:
Agente #24601 no nos podemos permitir más errores en las operaciones de campo.

La Agente, sin saber bien lo que decía, debido a los sicotrópicos a que era sometida, respondió:

Agente #24601:
Vivo para servir al Gobierno Confederado.

El teniente Rumm se acercó aún más a la desprotegida Agente y abusó de ella al tomar de su mano. El teniente Rumm abusó aún más de ella al acercar su cara al oído de la Agente #24601 y le dijo:

Teniente Rumm:
Cuando todo esto termine, te llevaré lejos en esta nave y estaremos seguros, juntos por siempre, Sarah Louise Kerrigan.


El espacio-tiempo comenzó a desdoblarse mientras una especie de puerta arqueada comenzaba a materializarse en un yacimiento minero de Umoja.

Los mineros terrans huían espantados hasta que finalmente de la puerta estelar salieron unos seres altos, delgados y llenos de vendajes. Los mineros que aún huían del lugar alcanzaron a oír un lenguaje desconocido para ellos.
Los alienígenas se instalaron en las minas de Umoja y comenzaron lo que parecía ser una operación minera.

Aquellos mineros que habían sido desalojados informaron a sus autoridades en Umoja acerca de unos seres alienígenas invasores que robaban sus minerales.

De inmediato, las autoridades umojanas enviaron tropas a recuperar sus yacimientos. Pero todos fueron repelidos por los invasores alienígenas.

Una sonda terran fue enviada con más disimulo a observar a aquellos invasores. La sonda sobrevoló el territorio invadido mientras transmitía en tiempo real sus observaciones al Protectorado de Umoja.

El personal de Inteligencia analizaba las imágenes y datos enviados por la sonda. Veían a seres alienígenas provistos con tecnología muy peculiar para la extracción minera. Aparentemente, aquellos seres estaban muy interesados y dedicados a recolectar los minerales; y usaban telas y vendaje alrededor de todo su cuerpo.

Repentinamente, uno de aquellos seres canalizó energía en una de sus manos usando una tecnología completamente desconocida e incomprensible para los terrans umojanos, y dirigió aquella ráfaga de energía hacia la sonda.

Inmediatamente, la sonda fue destruida y terminó la transmisión.


En el puente de mando, ubicado en la proa del Laboratorio Fantasma 001, la Adjutora 001 recibe una transmisión entrante desde el Consejo Confederado.

Director Samir Duran:
Teniente Rumm…

Adjutora 001:
Director Samir Duran, le habla la Adjutora 001, ayudante del teniente Rumm y segunda al mando en el Laboratorio. El doctor Rumm se encuentra trabajando en uno de los laboratorios del sector popa de la nave, señor.

Director Samir Duran:
Llámelo de inmediato, Adjutora 001.

En el laboratorio N °3 del lado popa-estribor, mientras el teniente Rumm le dice a la Agente #24601:

Teniente Rumm:
…Sarah Louise Kerrigan.

En ese momento el teniente Rumm recibe un llamado de la Adjutora 001:

Adjutora 001:
Teniente Rumm, tiene un llamado urgente del Director Samir Duran en el puente de mando.

El teniente Rumm se apresuró a acudir a la llamada de su superior.

Director Samir Duran:
Teniente Rumm, luego de la Guerra de los Gremios y de la creciente tensión entre el Protectorado de Umoja y el Gobierno Confederado; milagrosamente ha surgido una oportunidad para aliviar los ánimos entre ambas potencias.
El Protectorado de Umoja ha accedido a recibir ayuda por parte de la Confederación ante una invasión alienígena en uno de sus yacimientos mineros.

Teniente Rumm:
¿Protoss? …

Director Samir Duran:
No son protoss, ni zergs.
Hasta ahora son una raza completamente desconocida.
Proceda con cautela, teniente Rumm, estos seres controlan las energías del vacío, como podrá ver en la grabación de una sonda que le re-transmitiré de inmediato.
De ser posible, capture un espécimen. Será muy valioso para nuestra investigación adquirir estos conocimientos de las energías del vacío.

Y cuando el Director Samir Duran pronunció esta última frase en cuanto a “adquirir conocimientos de las energías del vacío”, una sombra se alcanzó a ver en su mirada y una leve y rápida sonrisa se formó en sus labios.

Teniente Rumm:
De inmediato, señor Director.

En su habitación, Sarah recibe una transmisión de la Adjutora 001.

Adjutora 001:
Agente #24601, se le ha encomendado la misión de destruir un asentamiento alienigena en una de las minas de Umoja, en las coordenadas que le transmitiré enseguida. Se le autoriza el uso de artillería pesada y debe capturar un espécimen a fin de traerlo a nuestras instalaciones. Saldrá de inmediato en un jet-sombra desde el hangar principal del Laboratorio Fantasma 001. Cambio y fuera.

Y al mismo tiempo, la Agente X41822N en su habitación recibía una transmisión del teniente Rumm:

Teniente Rumm:
Agente Nova, se le ha confiado la misión de vigilar a la Agente #24601 en su misión de destruir un asentamiento alienigena en una mina de Umoja. Procure de que la Agente no falle y mantenga una distancia prudente.

Agente Nova:
Vivo para servir al Gobierno Confederado, teniente Rumm.

El jet-sombra de la Agente Kerrigan aterrizó a una distancia prudente del asentamiento alienigena en las minas umojanas. Como era característico de este tipo de naves, el jet no emitió sonidos ni infrasonidos capaces de ser identificados mediante radar.

La Agente Kerrigan ajustó sus dispositivos de visión nocturna y vio el campamento enemigo. Efectivamente habían seres cubiertos con vendajes en todo su cuerpo, pero Sarah percibía en aquellos seres, cualidades que los demás terrans no habían podido detectar.

Aquellos seres poseían una impresionante capacidad psiónica, como nunca antes había visto Sarah en ningún otro ser vivo.

Sarah se acercó sigilosamente un poco más hacia el campamento alienígena. Mientras se acercaba, iba preparando las municiones nucleares a fin de borrar del mapa a aquellos invasores.

Pero, inesperadamente para ella, un bloqueo psiónico la inmovilizó por completo.

Uno de aquellos alienígenas apareció de entre la oscuridad de la noche y la capturó, luego todo fue sombras para Sarah.

Lejos, la Agente Nova veía como su compañera era capturada.

Sin saber cuánto tiempo había pasado, la Agente Kerrigan despertó y vio que era prisionera en el campamento enemigo.

Uno de aquellos seres alienígenas, al ver que Sarah había despertado, se acercó y mediante telepatía le dijo:

Virrey Nezhar:
Soy el Virrey Nezhar de la Guardia de las Sombras. Siéntete a gusto entre nosotros, Sarah Kerrigan, mediante nuestros poderes del Vacío atemporal vemos tu interior y tu increíble potencial.

Sarah comprendió que sus poderes telepáticos se incrementaban en compañía de estos seres del Vacío, y le respondió mediante telepatía al Virrey Nezhar:

Sarah Kerrigan:
¿Quienes sois, Virrey Nezhar?, ¿por qué estáis aquí?

Virrey Nezhar:
Somos etéreos, venimos del Vacío atemporal en busca de cristales especiales que servirán para recuperar nuestra estructura corporal. El Vacío es un enemigo implacable que viene por todos y por todo, sin importar espacio, tiempo ni realidad existencial. Tú misma, pronto, cuando alcances tu verdadero potencial, aprenderás que el Vacío es el verdadero enemigo al que se debe vencer.
Eres una reina que aún no descubre sus verdaderos poderes. Pero con nuestra ayuda, aprenderás un poco más acerca de las ciencias del Vacío.

Entonces, el Virrey Nezhar liberó a Sarah de sus ataduras psiónicas y dijo:

Virrey Nezhar:
Hace mucho tiempo, los etéreos perdimos nuestro mundo natal, K’aresh a causa del Vacío. Desde entonces usamos vendajes a fin de sobrevivir y buscamos los medios para restaurar nuestro antiguo estado. Mediante los abismos del espacio-tiempo del Vacío hemos localizado estos minerales que servirán a nuestros propósitos. Cuando ya hayamos recogido lo suficiente, volveremos a nuestros asuntos en el Vacío.

Y el Virrey Nezhar continuó diciendo, mientras indicaba hacia uno de los etéreos:

Virrey Nezhar:
Él es Saprish, te mostrará el camino en las ciencias del Vacío durante el tiempo que estés con nosotros.

Entonces Saprish se acercó y comenzó a instruir a Sarah en las ciencias del Vacío.
Saprish canalizaba energías del Vacío y formaba lo que a Sarah le parecía una espada de energía oscura alrededor del antebrazo y mano de Saprish.
Lentamente, Sarah fue aprendiendo hasta que, dos lunas después, logró canalizar una espada de energía oscura en su antebrazo y mano.

Sarah se alegró y dijo: ¡Soy la Reina de Espadas!.
Recién en ese momento de alegría fue cuando Sarah se percató que no tenía el neuro-ajustador que tanto daño le hacía.
Durante ese tiempo que vivió entre los etéreos, Sarah fue realmente feliz.

Y Saprish le dijo:

Saprish:
Fue el Virrey Nezhar quien te quitó el neuro-ajustador apenas te capturó. Ese dispositivo disminuía tu poder.

En una de las conversaciones con Saprish, Sarah le preguntó:

Sarah Kerrigan:
¿por qué no usais los poderes del Vacío a fin de volver al momento anterior a la ruina de K’aresh y así recuperar vuestro planeta?

Saprish:
La presencia del Vacío atemporal en donde estuvo K´aresh nos impide hacer tal acción. Tenemos planes que redimirá a nuestro pueblo de su caída, Sarah Reina de Espadas.

En ese momento, la Armada de Tarsonis comenzaba el ataque al campamento etéreo en Umoja. Por lo tanto, se produjo una cruenta batalla entre terrans y etéreos en las minas.
Los etéreos habían montado una enorme cúpula de energía color violeta que los protegía, en gran parte, de los bombardeos terrans.

La Armada de Tarsonis atacó con tal fuerza, que aún los poderosos etéreos se vieron forzados a retroceder.

En medio de la batalla, Sarah estaba a punto de pelear a favor de los etéreos, cuando repentinamente Nova apareció a su lado y la inutilizó mediante un neuro-ajustador.

Entonces, las sombras volvieron a invadir a Sarah y no recordó nada más.

La agente Nova tomó a Sarah, subió a su moto y se la llevó lejos hasta su jet-sombra. No sin antes, poner una carga de detonación nuclear en el asentamiento etéreo.

La batalla aún se desarrollaba mientras Nova presionó el detonador desde su jet-sombra en rápido movimiento hacia Tarsonis.

A espaldas de la Agente Nova, ya en la lejanía del campo de batalla, todo explotó.
Sin saber el resultado final de la batalla, Nova llegó junto a Sarah hasta las instalaciones del Programa Fantasma, ahí le entregó una dormida Agente #24601 a la Adjutora 001 y ésta la llevó a la instalación médica dentro del Laboratorio Fantasma 001.


Los sucesos bélicos entre la Armada de Tarsonis y la Guardia de las Sombras en Umoja sirvieron para que los Hijos de Korhal encontraran desprevenidas las defensas de Ciudad Tarsonis.

Los Hijos de Korhal era una organización liderada por Arcturus Mengsk, sobreviviente de la familia Mengsk que había jurado obtener justicia por la muerte de su familia y al mismo tiempo, liberar a todo el Sector Koprulu de la tiranía de la Confederación.

Los Hijos de Korhal se habían aliado al grupo del Marshall Jim Raynor, y en un movimiento audaz, muy veloz e inteligente, lograron infiltrarse en las instalaciones militares del Programa Fantasma, en medio de disparos, enfrentamientos y resistencia de los guardias de seguridad.
Todo ello, en el corazón de la Confederación, en Ciudad Tarsonis.

El justo Arcturus Mengsk recorría las diversas instalaciones del Laboratorio Fantasma 001 desde popa hacia proa, seguido por sus tenientes Matt y Mattew Horner, con la intención de llegar al puente de mando y hacerse con planos secretos de desarrollo de armas.

Hasta que de repente, Arcturus vio en una de las habitaciones a una prisionera y sin dudar, decidió liberarla.

Estaba inconsciente, y Arcturus vio que era hermosa. La tomó entre sus brazos y con cuidado la sacó hacia el pasillo. Vio que la mujer tenía un neuro-ajustador en su cabeza y no se atrevió a quitarlo por miedo a hacerle daño.

En la entrada de la habitación destruída por Arcturus, aún se veía la inscripción digital: Agente #24601.

En ese instante, Arcturus se encontró con Raynor y le preguntó por sus hombres:

Arcturus Mengsk:
Raynor, ¿y los hermanos Horner?.

Jim Raynor:
Arcturus, tu muchacho Mattew ha descubierto que este edificio es en realidad una nave espacial, y han ido al puente de mando a sacarnos de aquí.
Vaya, ¿Y ella quien es?

Arcturus Mengsk:
Es mi protegida, cuídala por mí mientras busco los planos.
Mis hombres y yo llevamos tiempo interceptando y decodificando las comunicaciones de este lugar. Sabemos que los archivos secretos están en estas instalaciones.

En el puente de mando, la Adjutora 001 sabía que en ausencia del teniente Rumm, era ella quien asumía el mando en el Laboratorio Fantasma 001. Ni el teniente Rumm ni el Director Samir Duran se encontraban en el Laboratorio Fantasma 001 al momento del asalto de los Hijos de Korhal.
Y la Adjutora 001 disponía de pocos guardias, a pesar de eso, accionó los protocolos de alarma en toda la nave-laboratorio.
La Adjutora 001 veía desde sus pantallas en el puente de mando, como dos rebeldes burlaban todas sus trampas, bloqueos y medidas de seguridad hasta llegar muy cerca de ella en proa.

Todo lo que ocurrió en el asalto al Laboratorio Fantasma 001 fue muy rápido y estratégicamente planeado por los Hijos de Korhal. Los protocolos de seguridad sirvieron poco ante la audacia de los asaltantes.

Hasta que la puerta de ingreso al puente de mando explotó y uno de los rebeldes incapacitó a la Adjutora 001 usando un disparo de iones. Todo fue muy rápido, lo último que recuerda la Adjutora 001 es que un hardware intentaba entrar en su mente, re-programando su CPU.
La Adjutora 001 se resistía, pero finalmente, una nueva programación invadió su mente cibernética.

Fue un alivio para Adjutora 001 ya no sentir el deseo de experimentar con humanos en un programa de entrenamiento Fantasma. Todo eso ya se volvía un recuerdo difuso de una vida anterior.
En el interior de su consciencia, ella nunca había querido hacer daño a los jóvenes terrans, pero la programación que le habían impuesto le obligaba a hacer cosas contra su voluntad.

Entonces la Adjutora 001 miró a uno de los rebeldes, aquel que más trampas suyas había superado y le dijo:

Adjutora 001:
Soy la Adjutora 001, ¿en qué puedo serviros?

Teniente Mattew Horner:
Adjutora 001, soy el teniente Mattew Horner de los Hijos de Korhal, él es mi hermano mayor, el teniente Matt Horner.
Necesitamos que la nave despegue de inmediato.

Adjutora 001:
Sin la tripulación necesaria, teniente Horner, solo puedo hacer que la nave-laboratorio despegue y efectúe una navegación lineal cruzando la atmósfera del planeta y a través del espacio exterior. Es imposible realizar maniobras complejas ni mucho menos maniobras de batalla, señor.

El teniente Mattew Horner miró a su hermano y dijo:

Teniente Mattew Horner:
Con eso bastará hasta que lleguemos a Korhal IV, Adjutora 001. Mi hermano y yo también ayudaremos en los mandos de pilotaje.

Aprovechando la confusión en las instalaciones del Programa Fantasma, la nave capturada por los Hijos de Korhal logró despegar y navegar rumbo a Korhal IV.

Ambos tenientes, Matt y Mattew Horner, comprendieron que era una nave-laboratorio realmente buena y avanzada para su clase.

Teniente Mattew Horner:
En Korhal IV podremos equipar a esta nave con el armamento necesario para convertirla en un crucero de batalla.

Teniente Matt Horner:
Así es, hermano. También debemos encontrar a la tripulación adecuada para que la nave alcance su máxima eficiencia.

Mientras tanto, en el lado popa de la nave-laboratorio, el Marshall Jim Raynor cuidaba de una dormida Agente #24601.

Arcturus Mengsk había quedado en Tarsonis continuando la infiltración de los Hijos de Korhal y buscando planos secretos de armas.
Y Arcturus había ordenado que al llegar a su base en Korhal IV se le quitara con cuidado quirúrgico el neuro-ajustador a la Agente #24601.

1 "Me gusta"

Ya basta Freezer!!!

4 "Me gusta"

:kissing_closed_eyes: Ahora hay más tiempo para leer, con esto de la cuarentena y no salir de las casas.
:relaxed: :blush: :stuck_out_tongue: :stuck_out_tongue_closed_eyes: :kissing: :kissing:

La presente precuela es necesaria para que los lectores adquieran un mejor contexto de los sucesos que serán narrados en la tercera entrega de la saga del Fantasma de Korhal.
Para entender mejor algunos puntos que no se dicen de forma explícita en los demás cuentos.

En los primeros cuentos hay elementos que no se dicen explícitamente, esto es para que el lector deduzca algunos puntos de la narrativa.
También se dejan vacíos en la narrativa, esto es de manera intencional, para que los lectores deduzcan algunos puntos.

Pronto, en los meses que vienen, continuaré presentando las aventuras de la tripulación del Fantasma de Korhal; también habrán nuevos personajes, nuevos enemigos, y tripulantes que, como digo, siempre han estado en la nave, pero que aún no se han mencionado de forma explícita.

:heart_eyes: :rocket:

2 "Me gusta"